Ya es agosto y nuestros niños pronto estarán de regreso en la escuela. Lo que significa que de nuevo estaremos compartiendo las calles con una gran cantidad de peatones, autobúses, y otros vehículos.

A pesar de que legalmente nos es requerido bajar la velocidad, de acuerdo a el Departamento de Transporte de Texas, en el año 2013 en el estado de Texas hubo 663 choques vehículares ocurridos en zonas escolares. Afortunadamente, no se reportaron fallecidos.

Sin embargo, uno nunca puede ser demasiado precavido cuando se trata de manejar cerca de menores. Según investigación a nivel nacional realizada por el  Consejo Nacional de Seguridad (NSC, por sus siglas en inglés) para el año 2016, no son solamente los niños pequeños los que corren peligro. Adolescentes de entre 15 y 19 años de edad conforman aproximádamente la mitad de las muertes de peatones menores de edad.

Por lo cual, los abogados especialistas en accidentes automovilísticos en Ramos James Law les ofrecemos a padres y adultos una serie de tips que les ayudarán a evitar  accidentes en la carretera en este periodo de regreso a clases.

Tips Todo Conductor Debe Saber

  • Planea en caso de retrasos.

El regreso a clases significa el tráfico aumentará una vez más durante el periodo de entrada y salida de clases. Te recomendamos que tomes esto en consideración y salgas de casa más temprano que como lo harías durante el verano. De esta manera puedes prevenir el manejar arriba del límite de velocidad o de manera insegura. Además, puedes estar seguro de que llegarás a tu destino a tiempo, y sin ponerte en peligro a ti mismo y a quienes te rodean.

  • Cuidado con los autobúses escolares.

Se mucho más cauteloso cuando estés manejando trás un autobús escolar. Recuerda que rebasar al autobús cuando se encuentra detenido y con la señal de alto extendida con luces intermitentes es ilegal. Es posible que niños estén caminando en frente del autobús y posiblemente los conductores no serán capaces de verlos hasta que sea demasiado tarde. Igualmente, recuerdale a tus hijos que es importante que nunca crucen una calle con tráfico sin ver a ambos lados.   

  • Ayuda a mantener a los peatones a salvo.

Justo antes de que empiece la jornada escolar, y antes de que termine, habrá  muchos estudiantes, maestros y familias cruzando las calles. Evita estacionarte o detenerte justo encima de el cruce peatonal. Esto llevará a los peatones a rodear to automóvil, exponiéndolos a la calle y al peligro. Asimismo, nunca rebases un auto que se haya detenido frente al cruce peatonal. Incluso si no ves a nadie cruzando la calle, el carro de frente a ti tiene mucha mejor visibilidad de lo que está sucediendo.

  • Esta atento a estudiantes y familias en bicicletas.

Aun cuando los ciclistas deben seguir reglas parecidas a las de los autos, muchos niños y menores de edad no están conscientes de ellas. Siempre mantente atento a niños en sus bicicletas, especialmente cerca de entradas de autos y estacionamientos. De igual manera, siempre manten tres pies de distancia entre tu auto y un ciclista en caso de que el individuo decida hacer un movimiento inesperado.

Para Adolescentes y Nuevos Conductores

Aunque es esencial que conductores adultos sigan las recomendaciones de seguridad que mencionamos previamente, es inclusive de mayor importancia que padres enseñen a sus adolescentes que acaban de aprender a manejar a ser cautelosos. Una calle bulliciosa y un conductor inexperto pueden conducir a un accidente rápidamente. Por ésta razón, recomendamos lo siguiente:

  • Nuevos conductores deberían practicar su ruta diaria.

La NSC explica que los adolescentes chocan más frecuentemente que los adultos debido a su falta de experiencia. Por lo tanto, es altamente recomendable que practiquen manejar por su ruta diaria hacia y de regreso de la escuela bajo la supervisión de un padre o persona encargada.

  • Conductores adolescentes deben evitar traer pasajeros.

Adolescentes y nuevos conductores tienen una posibilidad más alta de verse envueltos en un choque o accidente automovilístico debido a su falta de experiencia. Traer pasajeros en sus autos puede causar que se distraigan e incrementar la posibilidad. Se recomienda que adolescentes y nuevos conductores no den aventones a amigos u otros miembros de la familia, menores a ellos, hasta que hayan desarrollado suficiente experiencia.

  • No celulares.

Ésta regla es importante para conductores de todas las edades, pero aún más para los inexpertos. No es sólo que les falte experiencia, pero el distraerse a causa del teléfono celular, u otro aparato, es considerado manejo peligroso. Los accidentes suceden en un instante, unos cuantos segundos en el celular pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte. O aún cuando el conductor no se ve envuelto en un accidente, existe el potencial de que sean detenidos por la policía y multados por hasta $200.

Consideraciones Para los Padres de Familia

  • Practiquen caminar a la escuela.

Si tus hijos caminan a la escuela por ellos mismos, deberías considerar caminar con ellos a la escuela, y de regreso, un par de veces y así mostrarles puntos y lugares en los cuales ser cuidadosos – como los cruces de peatones. Muchos niños pequeños no saben que deben cruzar a través del cruce peatonal ni reconocen la importancia de voltear a ambos lados antes de cruzar la calle. Asegúrate que tus hijos sí sepan de estos detalles por su propia seguridad.

  • Sigue las reglas cuando dejes y recojas a tus hijos de la escuela.

Asegúrate de saber de antemano qué procedimientos dicta la escuela de tus hijos durante las horas de dejar y recoger a los niños. De igual manera, muchas escuelas tienen áreas designadas para estos procesos, de manera que los padres deben hacer uso de ellas como se dicta. Además, evita estacionarte en doble fila o dejar a tus hijos en la acera del otro lado de la calle. Estos malos hábitos te han de ahorrar unos cuantos segundos, pero podrían costarle caro a un niño.

  • Comparte automóvil.

Compartir automóviles ayuda a reducir el tráfico y accidentes. Ponte de acuerdo con otros padres de familia y ayuda a tus hijos a tener un viaje seguro hacia la escuela.

Sólo por seguir estos simples tips y sugerencias, no sólo estás manteniendo a los miembros de tu familia a salvo, pero a otros niños y miembros de la comunidad también.

Desafortunadamente, aunque los riesgos de tener un accidente son reducibles, aún pueden suceder en cualquier momento. Si tú o un miembro de familia han sido parte en accidente automovilístico grave y necesitan ayuda legal, contacta la oficina de Ramos James Law ahora al 512-537-3369 para una revisión de tu caso gratuita.

Estamos aquí cuando más nos necesitas. Comparte éste blog en tus medios sociales y ayuda a otros a prevenir accidentes de auto durante éste periodo de regreso a clases. Juntos podemos mantener a nuestros niños a salvo.