Lluvia, lluvia, vete! Excelentes consejos de seguridad para conducir durante las tormentas de verano

Los veranos en Texas son un poco cálidos, por decir lo menos. Pero esas tormentas de verano pueden golpear rápido e inesperadamente. Si bien los días de lluvia pueden ser un buen descanso del calor, puede hacer que conducir sea un poco más peligroso, especialmente alrededor del área metropolitana de Austin.

Los accidentes automovilísticos sí ocurren y el mal tiempo puede aumentar su riesgo de involucrarse en uno. A medida que nos acercamos a mediados del verano, hay muchas tormentas por venir. Es por eso que aprender a protegerse mejor ahora mismo puede evitarle un mundo de dolor.

Permita que su abogado de accidentes automovilísticos de Austin en Ramos James Law le brinde algunos consejos valiosos que pueden disminuir sus posibilidades de involucrarse en un accidente cuando conduce bajo la lluvia.

 

9 Consejos para prepararse para conducir bajo la lluvia

  • Más vale prevenir que lamentar. Reduzca la velocidad al conducir bajo la lluvia.

Las carreteras mojadas pueden ser muy peligrosas, y si usted está acelerando, entonces es aún más riesgoso. Durante un fuerte aguacero, debe ir incluso por debajo del límite de velocidad para estar seguro.

No dejes que otro conductor te obligue a viajar a velocidades con las que te sientas incómodo. Si alguien te toca la bocina, dale espacio para que pase. No arriesgues tu vida solo porque alguien te está apurando.

  • Usa tus faros durante las fuertes lluvias.

En el estado de Texas, los faros están obligados legalmente a encenderse si no puede ver a 1,000 pies delante de usted.

Sin embargo, aunque solo esté lloviznando, es más seguro encender los faros de su vehículo. No solo podrá ver mejor sino que también permitirá que otros conductores vean mejor su vehículo.

  • Evite frenar repentinamente.

Frenar de repente en cualquier situación puede ser peligroso. Durante una tormenta, sin embargo, las carreteras se vuelven más resbaladizas. Esto significa que los autos necesitan tiempo adicional para detenerse por completo.

Evite conducir rápido, disminuya la velocidad quite el pie del acelerador antes de lo normal y pise el pedal del freno con suavidad. Tenga especial cuidado cerca de las intersecciones donde los accidentes automovilísticos tienden a ocurrir con frecuencia.

  • Protégete del hidroplaneo.

El hidroplaneo ocurre cuando los neumáticos pierden fricción debido al agua en la carretera. Cuando esto sucede, su vehículo puede ser difícil de maniobrar y controlar. Viajar a altas velocidades y sobre charcos de agua aumenta la probabilidad de hidroplanear.

Si comienza a hidropleanear, retire lentamente el pedal del acelerador y siga recto hasta que obtenga el control nuevamente. Si su automóvil comienza a girar, gire la rueda en la dirección en que el vehículo está girando, lentamente. Si mueve la rueda bruscamente en una dirección, podría voltear su automóvil.

  • Haga una comprobación rápida antes de salir.

Si debe salir durante una tormenta, revise sus faros, luces traseras y limpiaparabrisas para asegurarse de que funcionan correctamente. Para viajes más largos, asegúrese de revisar la banda de rodadura de su neumático. Los neumáticos planos aumentarán enormemente sus posibilidades de hidroplanear, ya que no tendrán suficiente agarre en la carretera.

  • Deje espacio extra entre su automóvil y el automóvil frente a usted.

Mantenga su distancia del automóvil frente a usted en caso de que se detenga repentinamente. Esto asegurará que tenga suficiente espacio y tiempo para maniobrar adecuadamente.

  • Apague el control de velocidad.

En los días de lluvia, el uso del control de velocidad puede hacer que pierda el control de su vehículo. Podría pensar que le ayudará a mantenerse a una velocidad constante, pero si se hace un hidroplaneo mientras está en el control de velocidad, su automóvil irá más rápido.

  • No hay nada de malo en esperar.

Si se siente incómodo al conducir bajo la lluvia, espere hasta que el clima se aclare. Si va a realizar un viaje más largo, considere esperar hasta el día siguiente. No hay razón para ponerse en peligro.

Por otro lado, si ya está en la carretera y el clima empeora, deténgase en un lugar seguro. Sé paciente hasta que pase la tormenta.

  • Cuidado con las ventanas empañadas.

La lluvia hará que los niveles de humedad aumenten, lo que probablemente hará que las ventanas se empañen. La mayoría de los automóviles tienen sistemas de ventilación con una función que ayudará a eliminar este tipo de niebla. Si su automóvil no tiene esta función, deténgase hasta que pueda ver sus ventanas.

 

Muchos accidentes relacionados con la lluvia son completamente prevenibles, pero es necesario conducir de manera segura cuando se enfrentan condiciones climáticas adversas. Desafortunadamente, también hay muchos conductores negligentes que ponen a otros en riesgo con sus terribles conductas.

 

 

Si usted o un ser querido se lesionan en un accidente automovilístico causado por otro conductor, comuníquese con Ramos James Law al (512) 537-3369 para una evaluación GRATUITA de su caso. Estamos listos para ayudarlo a recuperar la justicia que merece.