Con las órdenes actuales de refugio en casi todo Texas y muchas empresas cerrando o trabajando de forma remota, es normal que las víctimas lesionadas se pregunten si sus casos de accidentes podrán continuar. La incertidumbre en torno a los eventos diarios es normal. Aquí hay algunos pensamientos útiles para guiarlo durante este tiempo.

1. Se Esperan Retrasos

Si resultó lesionado debido a la negligencia de otra persona y tiene un abogado de lesiones personales trabajando en su caso, no tiene que preocuparse. Su caso no será desestimado debido a la crisis de salud en curso. Si el caso no está en la corte, es decir, si no hay litigios, entonces su abogado puede comunicarse solo con la compañía de seguros para la persona culpable, su propio seguro y / o la persona o entidad culpable.

La mayoría de las comunicaciones han permanecido abiertas durante este tiempo, ya que la mayoría se realiza por teléfono, correo electrónico, o fax. Incluso cuando las oficinas físicas están cerradas, la mayoría de las personas trabajan de forma remota. Su caso puede experimentar un ligero retraso, como todo lo hará, pero eso no debe perjudicar su derecho a recuperarse de ninguna manera.

Si su caso ya está en la corte, sepa que es probable que se esperen demoras. La mayoría de los tribunales están cerrados, excepto los procedimientos de emergencia. Pero incluso entonces, su caso continuará y no debe ser perjudicado indebidamente o castigado injustamente en el sistema legal en base a eventos que están fuera de su control o el de su abogado.

Si no tiene un abogado de lesiones personales, le recomendamos que se comunique con uno de inmediato. Nuestra oficina está en pleno funcionamiento durante este tiempo, recibe llamadas telefónicas y videollamadas y puede enviar y firmar documentos electrónicamente. Estamos abiertos 24/7 y ofrecemos consultas GRATUITAS. Llámenos al 512-537-3369.

2. Los Proveedores Médicos se Consideran “Negocios Esenciales”

Cuando las personas resultan heridas en un accidente, necesitan acceso a atención médica. Si vive en un lugar en el que se ha establecido una orden de refugio sepa que, en su mayor parte, los proveedores médicos pueden continuar sus operaciones. Lea la orden de refugio en su localidad particular y llame a su proveedor médico para confirmar si están abiertos y pueden continuar brindándole atención médica. La mayoría de los proveedores han establecido protocolos estrictos de seguridad de la salud para protegerlo a usted, al paciente y a su personal.

3. Si Está Lesionado, No Espere

Si se lesionó en un accidente y está esperando que pase la crisis de salud antes de continuar con su caso legal, ¡le recomendamos encarecidamente que no lo haga! Deben evitarse a toda costa los retrasos que están bajo su control para eliminar la posibilidad de que las compañías de seguros se aprovechen de usted o que desaparezcan las pruebas críticas. Nuestra oficina está en pleno funcionamiento durante este tiempo, recibe llamadas telefónicas y videollamadas y puede enviar y firmar documentos electrónicamente. Estamos abiertos 24/7 y ofrecemos consultas GRATUITAS. Llámenos al 512-537-3369.

4. No Intente Llevar Su Propio Reclamo

Como muchos de nosotros, puede tener usted algo de tiempo extra en sus manos. A menos que ya haya consultado con un abogado de lesiones personales y haya sido asesorado por ellos o haya decidido no contratar a un abogado, no le recomendamos que trate de manejar su propio caso. Inadvertidamente, puede ofrecer voluntariamente información confidencial o que pueda perjudicar su caso. Podría perder plazos importantes y manejar incorrectamente el pago y el reembolso de ciertos proveedores médicos y gravámenes. También es posible que no sepa qué evidencia es relevante en su caso particular o cómo preservarla.

Permítanos manejar su caso por usted mientras se protege a usted y a sus seres queridos de esta enfermedad. Nuestra oficina está en pleno funcionamiento durante este tiempo, recibe llamadas telefónicas y videollamadas y puede enviar y firmar documentos electrónicamente. Estamos abiertos 24/7 y ofrecemos consultas GRATUITAS. Llámenos al 512-537-3369.